Astrología psicológica - Encuentra tu camino de la mano de Ceres Bienestar.

JÚPITER EN PISCIS, UNA RESONANCIA QUE ALINEA EL ESPÍRITU, LA MENTE Y EL SER.

“El único tiempo que queda ahora es el presente. Aquí, en el presente, es donde el mundo queda liberado” UCDM.

Este 13 de mayo del 2021, fue la entrada de Júpiter en piscis, evento que estará vigente hasta el 28 de julio de 2021. Esto genera una conexión entre la tierra y el cielo, la materia y el espíritu. Júpiter representa “la vía del maestro” que es un transito en el que aprendemos de otros con los ojos de un estudiante, ávidos de cultivarse hasta transformar esa mirada de aprendiz, por una de maestro. Este es el máximo de la energía Jupiteriana, mirarnos como maestros de nuestro propio camino. También es la representación de una energía expansiva. Astrológicamente este planeta es benefactor, suaviza y armoniza la vibración a la que se encuentre vinculada.


Piscis por su lado, es una energía zodiacal que no es muy fácil de comprender, pues representa la fusión del espíritu y la desintegración de la materia. La espiritualidad, la “comprensión del todo” es lo complejo de esta energía. Para el ser humano, el mundo de las ideas y la percepción, lo es todo. Más, sin embargo, asimilar el sentido mismo de la vida y la existencia humana, siempre representa un misterio incomprensible para nuestra estructura mental.


La mezcla entre ambas vibraciones, genera una potente intención cósmica. Encontrar el sentido de nuestra vida. Aprendiendo como buenos estudiantes temáticas de bienestar, que no necesariamente vinculen a lo terrenal, sino que sean energías tan expansivas que estén por sobre nosotros mismos, por sobre la materia, por sobre el hombre y por sobre lo que conocemos por existencia.


Explicarlo resulta complicado, pues se trata de convertirnos en maestros en el “arte de observar” que, sobre las metas terrenales, existen otras mas importantes a las cuales como humanidad debemos anhelar; una aspiración más allá de los límites de los placeres y bienestar del cuerpo. Como, por ejemplo, la paz, la abundancia, el equilibrio, el amor como energía trasversal a todas las áreas de nuestra vida, etc. Y bajo esta mirada, resignificar nuestro ahora, nuestra vida, el sentido de esta existencia: luego expandirlo, al punto de conectar con la vibración de abundancia, amor, bienestar y equilibrio del otro. Así, y solo así, no podremos encontrar diferencias entre el yo y el otro. Sino hallar el punto de encuentro entre todo lo que existe. Una alineación perfecta que eleve los estándares del mundo, en el que no exista la carencia, ni la miseria humana.


Es sin ninguna duda un gran reto, que esta energía, aunada a la vibración de la era de acuario, nos invitan a transitar. El movimiento del Hacer y el Tener, por el Ser. Ser más humanos, Ser más solidarios, Ser más amorosos, Ser más empáticos. La distancia que esta energía traerá a tu vida, será proporcional a lo cerca que te encuentres de esos valores. Júpiter que expande, amplificará tu vibración, para mostrarte lo que estás siendo hoy. Y aunque trae la posibilidad de mirarnos, e intentar hacerlo mejor, Piscis bajará la información de lo que podemos llegar a ser. Cuanta paz podemos llegar a sentir o cuanto caos traemos a nuestra vida.


No puedo más que emocionarme al pensar, que el cambio del mundo está en nuestras manos y que justo ahora se nos invita a conectar con la escancia del amor colectivo, que no, es más, que tu amor propio manifestándose al exterior.

Mi carrito

    pinterest-site-verification=baff3305666307590741ec17d5d77419