Astrología psicológica - Encuentra tu camino de la mano de Ceres Bienestar.

LA GUERRA ESTÁ EN EL CORAZÓN HUMANO.

El 18 de marzo a las 4.17hs. hora argentina, se produjo la Luna llena en el grado 27 del signo de virgo. Este evento está cargado de grandes reflexiones que podemos interiorizar, e intentar darles un sentido propio para nuestras vidas.


El cielo concentra su energía en piscis y acuario. Esto significa que muchos planetas se encuentran en estos signos (stellium), estimulando estas áreas de nuestras cartas natales.


Un aspecto de esta vibración se enfoca en la fuerza del agua que nos invita a conectar con las emociones. Un buen ejercicio para lograrlo sería sentir dónde debemos renovar, limpiar, depurar, concluir, gestar, etc. El eje que activa la luna llena en el signo de virgo, nos invita a revisar los procesos sembrados en septiembre del año 2022.


EL EJE PISCIS/VIRGO ES EL MUNDO DE LA TIERRA VS. EL MUNDO DE LAS ILUSIONES.

Las ilusiones personales que como seres humanos tenemos, representan una fuente de potencia física que nos permite actuar en la vida terrenal para concretarlas. Cuando soñamos con alcanzar algún deseo y solo nos quedamos en el aspecto ilusorio, nos cuesta activarnos en la tierra, pues las construcciones terrenales deben tener un sentido de optimización de nuestras vidas. En contraparte, cuando trabajamos y ninguno de esos esfuerzos se relacionan con deseos de nuestro corazón, la tierra se nos hace pesada, la vida se nos hace difícil. Este eje nos invita a equilibrar los sueños, entendiendo que cuando trabajo por alcanzar mis sueños, me encuentro en una etapa de “enamoramiento de eso que estoy concretando”, sin embargo, cuando alcanzamos la meta deseada, el deseo ya no nos parece tan satisfactorio y se desinfla esa ilusión.


“LOS CUENTOS SON PARA DORMIR A LOS NIÑOS Y DESPERTAR A LOS ADULTOS”.


Apreciar el camino diario que experimentamos es vital para vivir. Vivir en un mundo de sueños es perderse la belleza que la tierra ofrece. Vivir solo pensando en el valor terrenal, sin darnos espacios para soñar, es desvalorizarnos. En el mundo invisible existen grandes fuerzas que mueven el mundo: el pensamiento, el ideal y el amor, son potencias que nos movilizan, tan valorables como la expresión, la perfección de un atardecer o el disfrute del cuerpo. Encontrar que, como humanidad, no somos diferentes a lo que somos individualmente, es el ejercicio que la luna nos invita hacer.


Piensa que la guerra está siempre en el corazón humano. ¿Cuántos años llevas sumergido en el miedo? ¿Qué tan cruel eres contigo mismo? ¿Cuánto desamor hay en ti? ¿Cuándo fue la última vez que luchaste por alcanzar un sueño? Todo lo que le pasa a la humanidad, nos pasa a cada uno. Ahora mismo es muy importante percibir que, dentro de ti, hay un guerrero que puedes usar para construir y ser valiente o para destruirte.


Tomemos la energía de esta luna para limpiar nuestras mentes, corazones, cuerpos, expresiones y sentimientos. Comencemos a construir sueños, a ordenarnos, a hacer nuestra pequeña parte, que es trabajar diariamente en nuestra paz, armonía, y respeto por la vida. Si cada pequeña parte hace su trabajo, el sistema indiscutiblemente cambiará.


“Se el cambio que quieres ver en el mundo” -Gandhi


Mi carrito

    pinterest-site-verification=baff3305666307590741ec17d5d77419